En la Comuna confirmaron que los locales cuentan con una habilitación provisoria. 

El Municipio capitalino intervino en la polémica por el funcionamiento en la ciudad de las denominadas “saladitas”, un debate que inició un grupo de casi medio centenar de comerciantes autoconvocados que puso en duda la legalidad de ese tipo de ferias dedicadas a la venta de ropa hasta un 50 por ciento más barato que los locales “tradicionales”. En concreto, la Comuna intimó a los titulares de esos negocios a presentar la documentación pertinente que acredite la procedencia y legitimidad de los productos que revenden.

“Ayer (por el martes) solicitamos las declaraciones juradas de IVA correspondientes a los últimos seis periodos, de cargas sociales, regímenes de información de compra y venta, como también declaraciones juradas de convenios multilatelares o de ingresos brutos directos”, explicó el director de Ingresos Públicos capitalino, Emiliano Fernández, a El Diario de la República, quien indicó que si bien esa información debe acreditarse ante organismos nacionales y provinciales, decidieron solicitarla para “transparentar el origen de la mercadería”.

Además, el funcionario dijo que los pedidos fueron para dos empresas que son dueñas de tres “saladitas”, que funcionan sobre las calles Pringles, San Martín y Ayacucho. La titularidad de esos comercios son de Luis Martínez Castro y Service S.A., que a más tardar el viernes deberán acreditar lo solicitado, ya que el Municipio estableció un plazo límite de 48 horas para que realicen las presentaciones.

“En caso de que no colaboren vamos a continuar con la investigación a través de los entes de control provinciales y nacionales para ver cómo avanzamos con estas firmas”, sostuvo Fernández.

Según afirmó, las dos empresas indagadas tienen en regla sus respectivas habilitaciones comerciales, aunque aclaró que aún continúan en trámite y que los locales funcionan actualmente con permisos provisorios hasta que estén listas los definitivos.

“Desconozco cuándo iniciaron la gestión pero con seguridad fue hace algunos meses. No cuentan con el ‘cartón’ que habilita el funcionamiento porque es un trámite administrativo que toma su tiempo hasta que salga la resolución municipal, pero el expediente está iniciado”, el titular de Ingresos Públicos de la ciudad, quien quedó a cargo provisoriamente del área de Comercio, tras la salida de Marcelo Rosales ( Ver: “Una renuncia…”).

La confirmación de que las “saladitas” cumplen con las normativas de habilitación municipal, echó por tierra las denuncias públicas que realizaron los comerciantes autoconvocados, quienes durante la semana pasada habían puesto en duda su habilitación. Esas acusaciones, inclusive fueron cuestionadas por el presidente de  la Cámara de Comercio de San Luis, Vito Carmosino, que recomendó prudencia sobre ese aspecto, al señalar que “no están en la vía pública, en la calle o en una ruta vendiendo”, sino en locales con vidrieras explícitas.

Carmosino en cambio sí coincidió en que era necesario controlar la procedencia de la indumentaria, sugiriendo que si es tan barata posiblemente resulte de talleres clandestinos de confección.

Fuente y foto: El Diario de la República.

Loading Facebook Comments ...