Advirtieron que intensificarán el reclamo ante el Concejo Deliberante y la Municipalidad.

Los comerciantes de las cuadras que recorre la avenida Justo Daract desde España hasta el Corredor Vial, reanudaron un pedido que comenzó cuando se puso en marcha una ordenanza en el 2016 que disponía el sentido único para esta vía (también para Sucre). Insisten para que vuelva a ser doble mano y argumentan su reclamo, entre otras razones, a que las ventas disminuyeron en un cincuenta  por ciento. Aseguraron que en repetidas ocasiones enviaron notas al Concejo Deliberante y a la Municipalidad, pero nunca recibieron una respuesta. Ahora vuelven a pedir ser escuchados.

Miguel Ferruelo es uno de los más convencidos de que la Justo Daract debería volver a ser doble mano. Tiene una colchonería a dos cuadras y media de la avenida España y manifestó que desde que en agosto de 2016 cuando la calle comenzó a ser de sentido único, perdió el 50 por ciento de su clientela. “Fuera de las cuatro avenidas, el resto de la ciudad está abandonada, no tenemos contenedores de basura, ni limpian las cunetas, tenemos que llamar todo el tiempo para que nos tengan en cuenta”, denunció.

“Presentamos notas en el Concejo Deliberante y en la Municipalidad. Mi esposa estuvo en una pequeña reunión con un concejal  hace mucho tiempo, y les contestaron que no se podía volver atrás con la ordenanza. Pero no entendemos por qué en avenida Sucre si se pudo revertir y acá no”, dijo y agregó que “nunca vino alguien a preguntar qué nos parecía el hecho de que la calle fuera de un sólo sentido. A la dirigencia le falta caminar. La intención, a partir de esta renovación de la queja, es armar una nota en términos un poco más exigentes, y con una actitud un poco más firme”.

“Nos perjudica muchísimo porque la gente que viene de la ruta no sabe cómo llegar hasta nuestros negocios”, expresó Juan José Amaya, dueño desde hace 8 años de una forrajería. “Antes la gente que venía del campo llegaba directo. Vendía, creo que un 50 por ciento más”, dijo.

Señaló que con los dueños de otros negocios de las cuadras vecinas se organizaron para presentar notas, pero no recibieron respuesta. “Los concejales vienen, toman notas, pero no hacen nada”, afirmó.

María Luján Porra atiende y es dueña de una panadería ubicada en la esquina de Pasaje Las Chacras y Justo Daract. Ella coincidió con sus colegas en que la venta cambió desde que la mano es única. “Estaría bueno que vuelva a ser como antes. Noto que los autos se suelen meter en contramano y que es un poco inseguro”, indicó.

“Otra cosa que veo es que los automovilistas piensan que la calle es una ruta y pasan muy rápido, creo que se volvió más peligroso que antes”, contó Rosa D’Amico. Ella es dueña de una farmacia y manifestó que el sentido único de la calle que pasa por el frente de su negocio perjudicó sus ventas. “La gente que venía del interior ya no pasa por acá, se pierden, no saben por qué calle entrar. Antes era un gran beneficio, venían del norte, de Nogolí, y ahora no llegan porque entran a los negocios que les quedan más cerca. Fácil me disminuyó la venta en 50% o más. Tenía muy buenos clientes del interior, y la mano está dura, hay que llegar y cumplir con todas las droguerías y los proveedores”, dijo con preocupación.

Afirmó que se reunió con el secretario de Gobierno municipal, Francisco Petrino, y este le pidió que envíe una nota. “La pasé por mesa de entrada al intendente el año pasado, pero no me dieron bola”, expresó. Otro problema que denunció D’Amico es que por la noche no hay luz, “es una zona olvidada, ayer -por anteayer- arrancaron uno de los carteles que señalizan la calle y ahí está tirado”.

El coautor del proyecto que transformó en sentido único la avenida, es el concejal del bloque Frente Unidad Justicialista, Juan Domingo Cabrera. El edil dijo que cuando se presentó el proyecto “estaban todos los comerciantes contentos porque iban a tener estacionamiento en las dos veredas y recién ahora se dan cuenta de que no les conviene. Los únicos que reclamaron en su momento fueron los de la calle Sucre, y se revirtió. Pero ellos vinieron todos a pedirlo, hicimos reuniones y se habló de los perjuicios que ellos veían con respecto a este cambio. La gente de la Justo Daract nunca vino. Ellos estaban contentos, ahora si bajó la venta por la situación económica del país es otra cosa”.

Cabrera aseguró que si “tienen el consenso de todas las cuadras, de los comerciantes y de los vecinos, es decir, de la gente que vive ahí, que hagan una nota y la ingresen al Concejo Deliberante con los argumentos de por qué quieren que vuelva a ser doble mano y lo vamos a analizar”.

Fuente y foto: El Diario de la República.

Loading Facebook Comments ...