El jefe del área Mapa del Delito, subcomisario Fabián Altamirano, aseguró que no se ha registrado un aumento de los robos en la ciudad, sí de la modalidad “arrebatos” pero que también disminuyeron en los últimos meses.

Según el subcomisario, los hechos como el que sufrió la semana Renata La Cono que fue registrado por una cámara de seguridad y que se viralizó velozmente, se redujeron por los operativos cerrojos en los que interviene el Comando Radioeléctrico y la División de Respuesta Inmediata Motorizada.

“Si no se hace la denuncia no podemos saber dónde hay una zona caliente. Si el damnificado no quiere ir a la comisaría puede llamar al 911”, explicó el responsable del manejo de la estadística delictiva.

“Las denuncias en sede policial –agregó-, son más certeras porque se puede establecer la cantidad de hechos. Nosotros hacemos un barrido por el 911 pero no es tan preciso porque a veces se denuncia un asalto, que es un robo a mano armada, pero en realidad fue un hurto”.

Altamirano aseguró que delito violento –como el robo a mano armada-, es “muy leve” en San Luis y que ahora no hay bandas u organizaciones criminales operando en territorio provincial.

Ana, una comerciante que tiene un local de ropa en la zona del microcentro, marcó un fuerte contrapunto con lo que dijo el policía. “Estamos angustiados, (los ladrones) actúan muy rápido y no te das cuenta. Es una situación de impotencia muy grande, es muy feo. Retrocedés cinco meses cada vez que te roban”, explicó.

La joven dijo que fue víctima de mecheras y que ahora tiene que atender con la puerta cerrada. “Soy yo la que elijo quién entra y quién no. Por ahí puedo perderme una venta”, dijo resignada.

Loading Facebook Comments ...