El empresario K Cristóbal López perdió todas sus empresas. Además de la firma petrolera se quedó sin la sociedad que controla a la mayoría de sus compañías.

Cristóbal López y su socio, Fabián De Sousa, recibieron malas noticias al enterarse que la Justicia decretó la quiebra de su petrolera Oil Combustibles y que perderán la propiedad de sus empresas más importantes. El empresario kirchnerista y su compañero están presos y procesados por “administración fraudulenta agravada”.

Con la resolución del juez Javier Cosentino, López y De Sousa fueron desapoderados de los bienes que componen el patrimonio de compañía. Además les quitaron una sociedad que controla a la gran mayoría de las otras empresas del grupo. El magistrado decidió que la quiebra sea con continuidad de las firmas.

La medida también implica que las empresas controladas por la petrolera -como los medios, constructoras y las de servicios petroleros- dejarán de ser de López y De Sousa. Al disponer la continuidad del grupo, el juzgado llamó a los interesados para apoyar el proceso a que se presenten.

Por otro lado, Cosentino le ordenó a los interventores Francisco Cárrega, Liuba Lencova y Carlos Bianchi que apuren la venta para poder mantener los puestos de trabajo y recuperar fondos para pagar a los acreedores.

Javier Cosentino asumió en febrero la causa de Oil Combustibles, por la que los empresarios están procesados por supuesta defraudación al Estado. A los pocos días ordenó que todos los concursos de otras sociedades del Grupo Indalo tramiten ante el mismo juzgado e intervino la firma con observadores.

López y De Sousa volvieron a la cárcel el mes pasado, luego de que la Sala I de la Cámara Federal ordenó detenerlos de manera preventiva. Los dueños de Oil Combustibles fueron acusados de defraudar a la administración pública por al menos $ 8.000 millones, por la retención del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC). Uno de los argumentos para pedir su captura fue que ya entorpecieron la investigación al simular la venta del grupo.

Por su parte el exjefe de Gabinete y abogado de López, Aníbal Fernández, ratificó que defenderá a “su amigo” porque existe “un Estado ladrón que mete presos a los empresarios sin ninguna razón para quedarse con su patrimonio”. Fuente y foto: TN.

 

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...