Un informe de la Aeronáutica Civil de Colombia detalla que la compañía Lamia no cumplió con los requisitos de cantidad mínima de combustible.

Según un informe que reveló este viernes el jefe del grupo de investigación de accidentes de la Aeronáutica Civil de Colombia, el coronel Miguel Camacho, la causa que provocó la caída del avión que transportaba al equipo de fútbol del club brasileño Chapecoense en noviembre de 2016 fue la falta de combustible.

El accidente de la aeronave, de la aerolínea Lamia, se cobró la vida de 71 personas y otras seis resultaron heridas. La delegación viajaba a Medellín, a donde debía  jugar la final de la Copa Sudamericana ante el Atlético Nacional,  pero se estrelló a pocos kilómetros del aeropuerto tras quedarse sin gasolina.

El informe final, presentado un año y cinco meses después de la tragedia, señala además que la compañía Lamia planeó este vuelo sin escalas y no cumplió con los requisitos de cantidad mínima de combustible exigidos por las autoridades internacionales.

“La aeronave se abasteció con 1.636 kilos de combustible en Santa Cruz para completar 9.300 kilos. Esta cantidad era insuficiente para completar el vuelo entre Santa Cruz, Bolivia, y Rionegro, Colombia, la cantidad mínima del combustible debía ser 11.603”, detalló Camacho.

En los resultados de la investigación, que involucró a autoridades e instituciones de Colombia, Brasil, Bolivia, Estados Unidos e Inglaterra, se explica además que la empresa y la tripulación no tomaron la decisión de aterrizar en otro aeropuerto pese a que eran conscientes de que no tenían la gasolina suficiente para completar el vuelo.

Fuente: EFE. – Foto: Web.