Son partidas por casi $48 millones, transferidas por la Secretaría de Políticas Universitarias durante 2014 y 2015.

La transferencia de fondos de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), hacia la UNSL, generó polémica puertas adentro de la casa de estudios. Las partidas giradas suman un total de 47.830.500 pesos, correspondientes a seis convenios firmados con el organismo nacional entre 2014 y 2015, que el Rectorado acordó sin la intervención del Consejo Superior. La solicitud de un informe sobre la finalidad de los acuerdos y del destino que tuvieron los fondos,  fue presentada por el docente y ex consejero Eduardo Borkowski, quien hizo el pedido por primera vez en diciembre de 2016, casi un mes después de que el fiscal federal Guillermo Marijuan denunciara a 52 universidades nacionales por malversación de dinero público (entre las que estaba la UNSL), por un total de 747 millones de pesos durante la gestión de la ex presidente Cristina Fernández.

La presentación (actuación Nº 133353/2016), tuvo tratamiento recién el martes en el máximo cuerpo de decisión universitario, con despacho de la Comisión de Presupuesto y Cuentas, que consideró que el “uso de los fondos rotativos” fue “según la normativa vigente”, indicó el coordinador de ese comité, Héctor Flores, quien dijo que así lo avaló la Auditoría Interna de la UNSL.

Además, el rector de la casa de estudios, Félix Nieto Quintas, aseguró que los convenios “tienen la particularidad que no implican compromisos administrativos y presupuestarios” y agregó que existen cientos de casos, incluidas las facultades, en los que se procedió de manera similar.

Fuente y foto: El Diario de la República.

Loading Facebook Comments ...