Las futuras madres comienzan a sentir esas pataditas en sus vientres entre las 18 y 25 semanas de embarazo. Aunque este sensación no es inusual, muchos se pregunta por qué sucede. Pues bien, existe una razón científica por la que los bebés patean en el vientre de su madre.

Según los científicos del Trinity College de Dublín, en Irlanda los bebés “patean” porque están tratando de desarrollar huesos y articulaciones fuertes.

Así como los ejercicios (como correr y levantar pesas) ayudan a fortalecer los huesos, cuando su bebé ejerce presión y fuerza sobre sus extremidades pequeñas, ayuda a fortalecer sus músculos y huesos.

Cabe señalar que, si los bebés no se mueven con la suficiente frecuencia, podría ser una señal de que tienen huesos quebradizos o que desarrollan articulaciones anormales.

Por lo tanto, si un bebé patea y se mueve dentro del vientre no solo indica que se siente cómodo, sino que se está formando su pequeño cuerpo.

¿Que te parece?

Fuente: Planeta Curioso.