El canal británico Channel 4 grabó una cámara oculta a los directivos de la consultora jactándose de usar trucos sucios. Trampas con chicas, espías y escrache en redes sociales.

“Estamos acostumbrados a operar en las sombras”. Esta frase no la pronunció un agente secreto, sino Alexander Nix, el CEO de Cambridge Analytica, la consultora que está acusada de haber recolectado y usado millones de datos de usuarios de Facebook para la campaña de Donald Trump y que, según el canal británico Channel 4, habría intervenido en elecciones en Nigeria, Kenia, República Checa, India y la Argentina, entre otros.

Un periodista del canal británico se hizo pasar por un candidato de Sri Lanka interesado en contratar los servicios de la empresa y grabó con una cámara oculta sus encuentros con los directivos de Cambridge Analytica, Alexander Nix, Mark Turnbull y Alex Tayler.

“No sirve de nada hacer campaña sobre hechos, porque en realidad se trata de algo emocional”, afirmó Turnbull en el video. Su estrategia: analizar los datos que los electores dejan en sus redes sociales para conocer “sus miedos y esperanzas”, saber cuáles son los tipos de lenguaje y las imágenes que pueden captar su atención y luego segmentarlos en varios grupos para enviarles mensajes y así intentar influenciarlos. “Usamos esto en América y en África, esto es lo que hacemos. Lo hicimos en México, en Malasia, ahora en Brasil, Australia, China (aunque no para política, aclaran)”, aseguró.

Pero al parecer este no es el único servicio que ofrece Cambridge Analytica. De estas charlas registradas con cámara oculta se reveló que la empresa no le teme a nada: Nix y sus subalternos se jactaron de tener contactos con exespías británicos e israelíes y de organizar trampas con “chicas de Ucrania” o tratar de sobornar a candidatos opositores, grabar todo en un video y ponerlo a circular en redes. “Este tipo de tácticas funcionan muy bien, tener videos de corrupción y difundirlos por Internet, afirmaron.

“Hay varias organizaciones de inteligencia que operan de manera muy discreta para encontrar información sucia. Conozco a gente que trabajó para los servicios secretos británicos y que ahora trabajan para estas organizaciones privadas. Van a encontrar todos los muertos en el placard y darte un informe”, sostuvo Turnbull en otra secuencia del video.

“Podemos mandar a alguien que haga de promotor y que ofrezca mucho dinero al candidato para financiar su campaña a cambio de tierras, grabamos todo y lo ponemos en línea. Podemos mandar chicas a la casa del candidato”, aseguraron Nix y Turnbull en otro momento. “Podríamos llevar a chicas ucranianas, son muy lindas, funciona muy bien”, insistieron.

Y obviamente, la compañía que “se maneja en las sombras” trata de esconder su involucramiento. “Quizás tengamos que usar otro nombre para el contrato, otra entidad con otro nombre para que no haya registro de nuestra participación”, advirtió Turnbull.

Del vínculo con la Argentina, se dice muy poco en el informe. Channel 4 sólo lo menciona con imágenes de manifestantes con banderas celestes y blancas en Buenos Aires. Podría haber sido mediante la filial local de su empresa matriz Strategic Communications Laboratories (SCL).

A través de Twitter, la consultora rechazó las acusaciones de Channel 4. “La historia de esta noche de @Channel4News ofrece una imagen muy engañosa de la compañía y de lo que hacemos”, declararon.

En un comunicado, la empresa denunció que “el informe se editó para tergiversar groseramente la naturaleza de esas conversaciones y así el modo en que la empresa lleva adelante su negocio”.

Además, la empresa le restó importancia a las acusaciones de compra de datos de 50 millones de usuarios de Facebook para la campaña electoral de Donald Trump: “Al igual que cualquier agencia de marketing, Cambridge Analytica utiliza plataformas de redes sociales para colocar anuncios pagados y contenido orgánico. El marketing influyente y la construcción de redes de base son actividades comunes en las campañas políticas modernas”. Fuente y foto: Todo Noticias.