Hay algunos gatos que les gusta el agua, pero la gran mayoría lo evita como la peste. Aunque en alguna ocasión ya te hemos contado algunos datos curiosos sobre Los Gatos, existe otra explicación de por qué los gatos no soportan mojarse.

Los científicos creen que los gatos tienen miedo al agua, por que sus antepasados vivieron en una zona donde las grandes masas de agua eran muy pocas, y nunca tuvieron que aprender a nadar. Esto significa que a lo largo de los siglos, los gatos han optado por no mojarse, ya que no se adaptaron al agua.

Pero hay otra sencilla explicación…

¿Cuál es la razón de su fobia?

Aunque los gatos domésticos son capaces de nadar, la mayoría de ellos no les gusta entrar al agua, porque el constante movimiento a la hora de nadar les resulta fastidioso, absorbente, frustrante, y bastante agotador. Por eso, prefieren estar lo más lejos posible del agua.

¿Que opinas?

 Fuente: Planeta Curioso.