El Xeneize ganaba en La Bombonera tras la caída ante Argentinos con un penal de Cardona, pero careció de contundencia y el Matador se lo igualó a través de Pérez Acuña. Sin embargo, en el minuto 49 Jara consiguió el 2-1 final.

Boca ganaba con justicia en La Bombonera después del traspié ante Argentinos. Pero no lo definió en un partido en el que de todas formas careció de iniciativa y contundencia, y Tigre llegó al empate para llenar de dudas al conjunto de Guillermo Barros Schelotto. Aunque tratándose de Boca, la historia siempre tiene una vuelta más…

El primer tiempo fue favorable al local, pero sólo amenazó con un intento de Leonardo Jara. La poca claridad xeneize se extendió hasta más allá del Ecuador del complemento, pero entonces Matías Pérez Acuña bajó a Cristian Pavón sobre la línea del área y a los 28 Edwin Cardona batió a Julio Chiarini con un tiro bajo a su izquierda. Entonces empezó otro partido.

Cardona volvió a toparse luego con Chiarini, Nahitán Nández le dio al travesaño con un remate desde afuera y, a los 43, tras un centro de Carlos Luna desde la izquierda Pérez Acuña se reivindicó con un disparo fuerte y alto por la derecha.

Sobre el cierre, el local se fue con todo a buscar los tres puntos. Chiarini lo evitó ante el ingresado Emanuel Reynoso, pero a los 49 Wanchope Ábila envió un centro desde la izquierda que Jara empujó bajo el arco para el delirio boquense.

Así, esa pequeña debacle que parecía consumarse en la Superliga y que implicaba la pérdida de confianza de cara al trascendental Superclásico del miércoles que define nada menos que un título, se desvaneció con el 2-1 en el último aliento. A lo Boca. Para volver a pensar en Mendoza con otro semblante.

Nota y foto: TyCSports.