Con la presencia del gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, que bautizó el estadio ecuestre del evento, se desarrolló la primera velada de uno de los festivales más importantes del país. Abel Pintos deslumbró a todos con su música.

Pasadas las 22:00, Alberto se hizo presente en el nuevo predio, construido para el Festival del Caldén, y ante más de 11 mil personas, bautizó el estadio con el nombre de “una personalidad del sur puntano”. “Un comerciante, trabajador, pionero, visionario, humilde y gran soñador del crecimiento del sur, que nos dejó hace 20 años. Me estoy refiriendo a Julio Freixes. Estadio ecuestre, te bautizo con el nombre de Julio Freixes”, dijo el gobernador en medio de los aplausos de la gente.

“Viva el campo, viva la cultura ecuestre, viva Nueva Galia, viva el sur puntano y viva la República Argentina”, concluyó el primer mandatario puntano. Seguidamente, salió a escena “Malevo” para cerrar el acto oficial encabezado por el gobernador.

La noche transcurrió entre la presentación de artistas locales, nacionales y las tropillas entabladas. Aunque todas las miradas se las llevó Abel Pintos, que minutos después de las 2:00 saltó al escenario principal y durante casi dos horas, deslumbró a todos con su música y carisma.

El festival continuará hoy con su segunda velada, a partir de las 19:00, con más jineteadas, tropillas entabladas y los shows de Soledad y “La Mona” Jiménez, entre otros.

Nota, fotos y video: ANSL.