El último dictador de la Junta Militar, Reynaldo Bignone, murió esta mañana a los 90 años de edad, cumpliendo una condena por crímenes de lesa humanidad.

Fue internado de urgencia ayer en el Hospital Militar por una fractura de cadera y fémur. Estaba previsto que hoy fuera intervenido, pero sufrió una insuficiencia cardíaca y respiratoria. Las mismas fuentes indicaron que su deceso se produjo a las 11.

El ex militar fue el decimotercer presidente de facto y presidió la Argentina entre el 1 de julio de 1982 y el 10 de diciembre de 1983, cuando le entregó el mando a Raúl Alfonsín.

(Foto de archivo – NA)

Había recibido varias condenas por delitos de lesa humanidad. Entre ellos, fue sentenciado junto con Jorge Rafael Videla por la apropiación de hijos e hijas de desaparecidos durante el último régimen militar.

También se sentó en el banquillo y recibió una de las mayores condenas por parte del TOF N° 1, en el marco del juicio oral por crímenes de lesa humanidad cometidos dentro del Plan Cóndor y Automotores Orletti.

Así, en 2016 fue condenado a 20 años de prisión por la desaparición forzada de más de 100 personas durante el Plan Cóndor.

El año pasado, la Justicia lo condenó a prisión perpetua por la causa que investigaba los delitos ocurridos entre 1976 y 1977 en el Colegio Militar de la Nación.

Bignone junto con Jorge Rafael Videla (Reuters)

Fuente y foto: Infobae.