La divisa de EEUU marcó otro máximo, a $20,69 al público, en otra rueda en la que hubo ventas del BCRA para atenuar el alza.

La cotización oficial del dólar operó con ganancia de ocho centavos, a $20,69 para la venta y $20,15 para la compra, según el promedio de bancos de la City porteña.

En el circuito mayorista la divisa de EEUU finalizó a $20,41, después de haber anotado un máximo histórico de 20,43 pesos. Fuentes del mercado indicaron que la banca oficial intervino en la plaza mayorista para frenar el alza.

En las últimas semanas se observó una fuerte demanda de divisas en el mercado de cambios, que obligó a una intervención del Banco Central el lunes, con un saldo neto negativo de USD 30 millones en aquella jornada.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) ascendió a USD 688 millones, mientras que no se registraron operaciones en el mercado de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE).

En el mercado de futuros del ROFEX se transaron contratos equivalentes a USD 416.211 millones. La posición a enero de 2019 se pactó a 24,21 pesos.

“Ventas del BCRA corrigieron por momentos la suba del tipo de cambio e impidieron que superara con amplitud la cota de los $20,43”, indicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

“Hay ventas de activos para hacerse de pesos y volcar estos a los dólares. Existe un convencimiento de que el Banco Central tratará de bajar lentamente su tasa de referencia y frenar la debilidad del peso con reservas internacionales, para atacar parte de la inflación”, dijo a Reuters un gerente financiero perteneciente a la banca privada.

En el mercado paralelo, el dólar “blue” se ofreció a 20,50 pesos. En el exterior, el dólar se depreciaba más de 0,5% contra el yen, también por efecto de la renuncia del principal asesor de Donald Trump.

Con relación al dólar, el ministro de hacienda Nicolás Dujovne declaró que “el tipo de cambio flota y lo que es correcto ahora es el esquema de tipo de cambio flotante, que impide apreciaciones excesivas, porque cuando ocurre hay quienes salen a operar el tipo de cambio de manera de llevarlo al equilibrio, y lo mismo cuando se deprecia demasiado”.

“Además, contamos con un Banco Central que puede intervenir eventualmente para limar la excesiva volatilidad. Los medios ponen el foco en la depreciación y también cuando se aprecia. Eso refleja la falta de costumbre de los argentinos con el tipo de cambio flotante, que es el esquema que tienen la mayoría de los países del mundo, y que es el esquema que pensamos que la Argentina debe tener para ser menos volátil y más exitosa”, añadió Dujovne, en una entrevista televisiva. Fuente y foto: Infobae.