Lo dictaminó el juez Ercolini en la causa que investiga irregularidades en los hoteles de la familia Kirchner.

El juez federal Julián Ercolini ordenó la intervención judicial de Hotesur SA, en el marco de la causa que investiga un presunto hecho de corrupción y lavado de activos en los hoteles de la familia Kirchner.

Ercolini designó como interventora por el plazo de seis meses a Raquel Moyano, quien ya está a cargo de la Sucesión del expresidente Néstor Kirchner, y a “un contador público” que será “desinsaculado mediante el sistema Lex 100”, según informó el Centro de información judicial (CIJ).

El juez justificó su decisión basándose en el hecho de que la empresa quedó acéfala tras la renuncia de las directoras Romina de los Ángeles Mercado y Rocío García en noviembre de 2017, y “en la ausencia de libros contables y societarios de la empresa, y la falta de colaboración de las autoridades de la firma con los veedores judiciales”.

El juez federal recordó, asimismo, que en la causa contra la expresidenta y senadora Cristina Kirchner por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionarios públicos se investigan “presuntas maniobras de lavado de activos que habrían sido llevadas a cabo, entre otras personas, por Cristina Fernández, sus hijos Máximo y Florencia Kirchner y por Lázaro Antonio Báez”, quien le alquilaba habitaciones en sus hoteles a cambio de la “adjudicación irregular de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz”.

Ercolini ya había decretado este miércoles la inhibición general de bienes de ocho empresas pertenecientes a Lázaro Báez. El empresario patagónico está detenido en la cárcel de Ezeiza desde el 5 de abril de 2016 por supuesto lavado de dinero en la “Ruta del dinero K”. Fuente y foto: Todo Noticias.