El curling es uno de los deportes más fascinantes y divertidos de los Juegos Olímpicos de Invierno. Es tan entretenido que en estos momentos es de lo más visto en Pyeongchang 2018.

A continuación contestaremos una de las preguntas más curiosas sobre esta disciplina.

Curling es el único deporte donde puedes cambiar la dirección de un objeto después de haberlo lanzado. Por lo tanto los jugadores de curling deben barrer el hielo para desplazar una “piedra de granito” que puede llegar a pesar 20 kilos.

Se juega en una pista de hielo de unos 45 metros de largo y entre 4,5 y 5 de ancho. Se utiliza un calzado especial para que los participantes puedan deslizarse sin riesgos de caída.

¿Por qué barren el hielo?
Un artículo publicado en Cold Regions Science and Technology lo explica…

La superficie tiene pequeños bultos, llamados “hielo en forma de guijarros”, formados al rociar pequeñas gotas de agua sobre el hielo que se congela.

Según el artículo publicado en Cold Regions Science and Technology dice que cuando la piedra entra en contacto con estos guijarros, se pega por un momento, cambiando levemente la dirección de la piedra, y entonces continúa resbalando. Esto se repite miles de veces a medida que la roca se desliza sobre el hielo, causando unos giros notables. Entonces los jugadores barren el hielo con escobas de fibra de vidrio para para aumentar o disminuir el rozamiento de la piedra con el hielo, de forma que ésta avance más o menos.

Además, el barrido también actúa para limpiar el hielo de pequeñas partículas de suciedad y desechos que pueden acumularse en el transcurso del juego.

¡No olvides compartir el post a tus amigos!