La gente podrá financiarse a largo plazo cuando adquiera un inmueble desde el pozo. Otras facilidades para los asalariados.

El Banco Central informó una serie de iniciativas que buscan promover una mayor inclusión financiera, esto es el uso de los servicios de los bancos.

Entre las medidas, una de las que podría tener mayor impacto está relacionada con el crédito para la vivienda. Desde ahora, los desarrolladores podrán financiar a través de préstamos a largo plazo a quienes compran desde el pozo y deben ir pagando las cuotas mensuales hasta que se termine la construcción, usualmente unos tres años. El objetivo es promover la construcción y que aumente la oferta de inmuebles, teniendo en cuenta el gran aumento de la demanda relacionada con los tomadores de préstamos hipotecarios.

La autoridad monetaria autorizó específicamente que ese préstamo podrá ajustarse por UVA, es decir que el capital estará indexado por el índice de inflación minorista. “La cuota mensual será menor y actualizable, permitiendo el acceso a esos créditos a una enorme proporción de la población, de la misma manera que viene sucediendo con los créditos hipotecarios”, señalaron desde el BCRA.

Uno de los principales problemas que enfrentan quienes quieren comprar desde el pozo para ir pagando en cuotas es no contar con el dinero suficiente para hacer frente a las cuotas durante el plazo de construcción. Esto deja a la gran mayoría sin posibilidad de entrar en un emprendimiento inmobiliario, que al final queda reservado para los pocos que tienen ese dinero ahorrado. O al menos aquellos que están seguros de poder contar con los fondos para ir cubriendo el pago mensual de cuotas. Ese pago mensual correspondiente al emprendimiento se ajusta de acuerdo a la evolución del índice de la construcción o directamente según el costo de la obra.

Con la posibilidad de acceder al financiamiento UVA, quienes entran en un fideicomiso al costo o algún otro tipo de esquema para comprar un inmueble desde el pozo podrán contar con nuevas opciones. La más probable es que sean los propios desarrolladores los que terminen otorgando un préstamo para la compra de la vivienda, una vez que el comprador posea el boleto de compraventa del inmueble a construír.

Claro que será difícil que lo hagan a 30 años, pero sí a plazos de entre 5 y 10 años. También los bancos podrían salir a financiar a los futuros propietarios, aunque sin contar con la garantía hipotecaria, ya que el inmueble no existe en esta primera etapa.

Por el momento, el gran resurgimiento del crédito hipotecario se concentró en departamentos usados y en algunos casos a estrenar. Pero el banco termina hipotecando el inmueble

Prestar a una tasa de interés de 8% ó 10% anual más ajuste UVA parece un negocio atractivo para quienes están pensando en desarrollar. Y si el deudor no puede seguir pagando está la garantía del boleto, que se podrá traspasar a un tercero.

Más facilidades para el acceso al crédito bancario

Además de esta nueva modalidad de acceso al crédito a la vivienda, se definieron importantes medidas de inclusión financiera, que se irán reglamentando en las próximas semanas:

* No podrán embargarse de las cuentas sueldo el equivalente a tres veces el salario promedio recibido por el trabajador en los últimos seis meses. Así, se aumenta la calidad crediticia de alrededor de nueve millones de titulares de cuentas sueldo y, por lo tanto, se mejoran sus condiciones de acceso al crédito.

* Se modifica la ley de casas y agencias de cambio con el objetivo de brindar más flexibilidad al sistema, favorecer la competencia a través del ingreso de nuevos operadores al mercado de cambios, y reducir sus costos. La modificación pretende generar un mercado de cambios competitivo y eficiente, que provea soluciones a quienes necesitan cambiar pesos por otra moneda de manera segura y accesible -a toda hora, en lugares comunes y cualquier día de la semana-.

* Se habilitan nuevos métodos para la celebración a distancia de contratos de tarjeta de crédito, cheque, letra de cambio y pagaré, en un ambiente confiable y seguro para las partes involucradas. Esto permitirá, por ejemplo, que las entidades financieras emitan cheques electrónicos. Fuente y foto: Infobae.

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...