Se enteró de su excarcelación por la televisión del pabellón. La Cámara Federal resolverá entre mañana y el lunes su detención en otra causa.

Amado Boudou se enteró por la televisión del pabellón de la cárcel de Ezeiza. Estaba con otros detenidos en el salón de usos múltiples y por primera vez después de mucho tiempo recibía una buena noticia de la Justicia: la Cámara Federal, por mayoría, lo excarceló en la causa por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero en la que fue detenido el 3 de noviembre pasado.

Pero la alegría no fue completa. El ex vicepresidente seguirá preso porque tiene prisión preventiva en la causa por las irregularidades de los viáticos cuando era ministro de Economía. Sin embargo, tiene una posibilidad concreta de quedar libre en las próximas horas. La detención en la causa de los viáticos fue justificada porque estaba detenido por el enriquecimiento. Revocada una detención, ¿se cae la otra y Boudou quedará libre?

Esa respuesta está en un tablero de tiempos y cuestiones procesales que se plantearon en los últimos días y que se definirán en las próximas horas. Pero parecería ser que sí, que Boudou recuperará la libertad.

Los jueces de la Cámara Federal Leopoldo Bruglia y Eduardo Farah no se pusieron de acuerdo en el pedido de excarcelación de Boudou en la causa de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación ilícita en la que fue detenido por el juez Ariel Lijo el 3 de noviembre pasado junto con su socio y amigo José María Núñez Carmona, quien hoy recuperó la libertad.

Bruglia votó por mantener la detención y Farah por la excarcelación. Ante la disidencia fue convocado un tercer camarista, Rodolfo Pociello Argerich.

Amado Boudou el día que fue detenido

Boudou estaba a un voto de recuperar la libertad pero seguía preso en la causa de los viáticos, un expediente menor frente al de enriquecimiento. Bruglia y Farah advirtieron esa situación y decidieron convocar para este viernes a una audiencia con las defensas de Boudou, de su ex secretario privado Héctor Romano y de su ex jefe de Gabinete en el Minsiterio de Economía Guido Forcieri.

Los tres fueron procesados a fin de año por el juez Lijo por el delito de peculado por irregularidades en la rendición de tres viáticos del Ministerio de Economía. Boudou es el único de los tres que está preso.

Pociello Argerich votó por la excarcelación de Boudou y la causa de los viáticos se transformó en la relevante. De ella depende ahora la libertad del ex vicepresidente.

Pero surgieron algunos escollos que luego se superaron. Las defensas de Boudou y Romano desistieron de la audiencia oral y presentaron sus argumentos por escrito. Pero la de Forcieri no. Pidió que sea oral y una postergación de fecha para más adelante.

José María Núñez Carmona fue excarcelado (Télam)

La situación quedaba partida. Los jueces no pueden resolver la situación de dos procesados y dejar para más adelante la de un tercero. Tampoco el panorama estaba claro de si podían tratar la prisión preventiva de Boudou y dejar para más adelante los procesamientos.

A eso se suma que a Bruglia y a Farah le quedan dos días de trabajo, mañana y el lunes. El martes comienzan sus vacaciones y entran otros jueces de feria en la Cámara. Y los magistrados que ya comenzaron a analizar el caso son los que deben resolverlo. Todo podía quedar para más adelante.

Pero el panorama cambió con la excarcelación de Boudou. La defensa de Forcieri -amigo del ex vicepresidente- va a desistir mañana del pedido de prórroga de la audiencia y presentará un escrito para cumplir la audiencia, le adelantaron a Infobae fuentes judiciales. Cuando eso ocurra, los camaristas quedarán en condiciones de resolver la causa y la libertad definitiva de Boudou. Tienen plazo hasta el lunes.

Los camaristas pueden confirmar el procesamiento de Boudou y revocar la prisión preventiva. Farah ya se pronunció a favor de lo segundo.

El juez Lijo fundamentó la prisión preventiva de Boudou en la causa de los viáticos por el expediente de enriquecimiento ilícito. Dijo que en esta segunda causa se investigan maniobras complejas y que las “relaciones residuales” que posee en el poder como ex vicepresidente ponen en riesgo la recolección de pruebas.

La Cámara rechazó hoy esos argumentos y el juez Farah dijo que con la prisión preventiva en la causa de los viáticos se buscó “legitimar” la detención en la causa de enriquecimiento ilícito. “Es irrazonable la consideración en abstracto de pretendidas ‘relaciones residuales’ o ‘influencias’ fundadas en los cargos públicos que desempeñó otrora Boudou”, agregó el camarista.

El ex vicepresidente ya cuenta con un voto para recuperar la libertad y resta conocer la postura de Bruglia, quien votó hoy por rechazar la excarcelación del ex vicepresidente.

Pero todo puede cambiar. En la Cámara hay una idea generalizada: “No parece lógico mantener presa a una persona con los argumentos que ya fueron revocados”.

Todo se definirá en las próximas horas, decisivas para Boudou, que podría estar en libertad para el nacimiento de sus mellizos previsto para los próximos días.

La libertad de Boudou no afectará el trámite de sus causas. Seguirá el juicio oral por el caso “Ciccone”, el juez Lijo tiene que resolver su situación procesal en la causa de enriquecimiento, la Cámara en la de los viáticos, y un tribunal oral fijar el juicio por la compra de autos de alta gama en el Ministerio de Economía. Fuente y foto: Infobae.

 

 

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...