Desde los primeros días de enero, la Policía de San Luis realiza operativos de control vehicular en distintos puntos de la ciudad de Villa Mercedes. En este sentido, la fuerza de seguridad informó que ya se secuestraron al menos 70 motocicletas en lo que va del año.

Lo procedimientos son organizados por la Unidad Regional II tanto en la periferia como en la zona céntrica y están orientados a ciclomotores y motocicletas. Tienen como finalidad “recuperar posibles motos sustraídas, como así también evitar las situaciones en la que se utiliza la motocicletas para delinquir”.

Son realizados por personal del División Rápida Intervención Motorizada (D.R.I.M.), y personal de la Patrulla Urbana. La modalidad es realizar control de cada rodado que circule: se solicita la utilización del casco, documentación que acredite la propiedad y seguro a las personas que la conducen. También se pide el carnet habilitante y DNI.

Al rodado, en tanto, se revisa que no posea modificación ni que le falten elementos de seguridad (caños de escape adulterados, sacarle los espejos retrovisores); en el caso del faltante de documentación o de elementos de seguridad, los vehículos son trasladados a Transito Municipal, quienes proceden a labrar el acta de infracción y/o la retención preventiva.

En caso que se encuentren irregularidades o adulteraciones que se presuma sea producto de un ilícito, se lo traslada a la Comisaría de jurisdicción para que continúe con las diligencias correspondientes.

Hasta la fecha se retuvieron y secuestraron cerca de 70 motocicletas de distintas cilindradas.

Los operativos se extenderán durante todo el verano.

 Fuente: SanLuis24.