El paso desde Mendoza estará reforzado. Hay suma atención en el encuentro de Francisco con las comunidades mapuches.

El Santo Padre arribará a la ciudad de Santiago de Chile el próximo lunes 15 de enero y al otro día será recibido en el Palacio de La Moneda por la saliente presidenta local, Michelle Bachelet, tras lo cual brindará una misa en el Parque O’Higgins, a la que se espera que asistan alrededor de 500 mil personas, según las estimaciones que hacen del otro lado de la Cordillera de los Andes. La visita del Papa Francisco a Chile implicará un masivo cruce de argentinos al vecino país a través de los 45 pasos fronterizos en la Cordillera, sobre todo los de Mendoza, que serán reforzados para evitar que se generen demoras, al tiempo que el Gobierno estará atento a las eventuales repercusiones que genere el encuentro del Sumo Pontífice con comunidades mapuches trasandinas.

Al día siguiente, Francisco se trasladará hacia la ciudad de Temuco, en el sur de Chile, una región signada por los reclamos y los atentados realizados por comunidades mapuches.

En el Aeródromo de Maquehue de ese distrito, el Papa encabezará una “misa por el progreso de los pueblos” que contará con la participación de 23 representantes del pueblo originario.

Los mapuches realizarán una plegaria pública hecha a Dios y también tallarán algunos símbolos de su cultura en la parte trasera del púlpito que usará Francisco.

Como cierre de su paso por Chile, el Sumo Pontífice se trasladará hasta Iquique, en el extremo norte. para dar su última misa en la Playa Lobito de esa ciudad.

Al igual que sucedió en sus visitas a Bolivia y Paraguay, en julio de 2015, se espera un gran movimiento de argentinos hacia Chile a través de los 45 pasos fronterizos. El Gobierno dispuso reforzar la cantidad de personal de Migraciones y de fuerzas de seguridad para los días previos a las actividades de Francisco, confirmaron fuentes oficiales a la agencia de noticias NA.

El objetivo es “agilizar el flujo” de vehículos”, para evitar que se produzcan atascamientos y demoras en los pasos, principalmente en los de Mendoza, que son los más cercanos a la capital chilena.

La Casa Rosada tendrá un ojo y un oído puestos en las actividades que realizará el Sumo Pontífice en Temuco, especialmente en el vínculo y los mensajes referidos a las comunidades mapuches.

Las fuentes consultadas remarcaron que el conflicto con ese pueblo originario “tiene dos aristas que van por carriles distintos: una es el reclamo por las tierras y todo lo que hace al relevamiento y a la tarea del INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), y otra muy distinta es el uso de la violencia de parte de  grupos minoritarios que utilizan como excusa ese reclamo”. Ante ello, deslizaron el temor de que una “malinterpretación” de lo que pueda llegar a decir el Papa sobre el conflicto pueda “recalentar” la situación, que este año tuvo como puntos álgidos las muertes de los jóvenes Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

En el gobierno destacaron el lanzamiento de un “comando unificado” entre la Nación y las provincias de Chubut, Neuquén y Río Negro para abordar la problemática de la RAM.

La iniciativa fue anunciada el miércoles por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien repudió la “lucha insurreccional de un grupo etnonacionalista que practica una violencia extrema”.

Fuente y foto: El Diario de la República.