Los procesados son hermanos, se llaman  Marcos y Andrés Fernández y tienen 24 y 23 años de edad respectivamente. Fueron trasladados al Servicio Penitenciario Provincial este jueves por la tarde por orden del Juzgado Penal Nº3.

Están acusados por el delito de robo simple en grado de tentativa.

Ambos fueron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico la tarde del domingo 24 de septiembre tras romper la ventanilla de una camioneta Toyota Hilux, estacionada en calle Chacabuco, de la que sustrajeron instrumentos musicales, ropa y otros elementos.

Intentaron darse a la fuga en un Fiat Uno en la que esperaba una menor de dos años, sobrina de ambos.
Las actuaciones sumariales fueron labradas por efectivos de la seccional primera.