La divisa se negoció a $17,99 para la venta en el promedio de bancos del microcentro porteño.

Después de la decisiva posición vendedora encarada a partir del 28 de julio, el Banco Central consiguió detener el salto cambiario previo a las elecciones primarias. El dólar cerró en el segmento minorista a $17,99 para la venta en el promedio de bancos y casas de cambio de la City porteña, con un retroceso de seis centavos. Para la compra se tomó el billete a 17,52 pesos.

Como es habitual, en el segmento minorista hubo amplia brecha de precios. Varias entidades aún ofrecieron la divisa sobre los 18 pesos: Banco Galicia ($18,05), ICBC ($18,10), Banco Francés ($18,03) y Supervielle ($18,05).

Otras entidades lo vendieron al público por debajo de $18: Banco Nación ($17,90), HSBC ($17,95) y Banco Macro ($17,90). A 18 pesos se ofreció en los bancos Ciudad, Credicoop, Patagonia, Santander e Itaú.

En el mercado mayorista o interbancario la divisa se pactó a $17,705, casi sin cambios respecto del cierre anterior. La operatoria contó con nutrido volumen de USD 641 millonesen el segmento de contado (spot), algo más de USD 100 millones que lo habitual, aunque unos USD 300 millones menos que el miércoles.

El BCRA volvió a liquidar divisas, aunque con menos intensidad que en ruedas anteriores: fueron USD 298,2 millones en la jornada, que provocaron la esterilización de $5.286 millones. De todas formas, la autoridad monetaria comunicó que las reservas cayeron en menor medida, USD 273 millones, como consecuencia de haber registrado ganancias de cambio con los activos externos por USD 65 millones.

En futuros en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) sólo se hicieron contratos por 2 millones de dólares.

En el reducido mercado paralelo, el dólar “blue” se vendió a 18,48 pesos.

En las últimas diez ruedas el BCRA acumuló ventas netas por unos USD 1.600 millones. En contraste, fuentes de la autoridad monetaria mencionaron que la entidad acumuló compras por unos USD 1.500 millones en el último mes, realizadas directamente al Tesoro: fueron tres lotes de USD 500 millones, el 7 de agosto y el 24 y 10 de julio.

Además las reservas internacionales habían registrado un importante refuerzo el 4 de agosto al ingresar unos USD 2.531 millones por un préstamo de los bancos internacionales Nomura, Bilbao Vizcaya, Francés, HSBC y Citibank, gestionado por el Ministerio de Finanzas.

“Luego de intervenir en las últimas ruedas para ‘domar’ a la divisa, y que no supere los $18, el organismo tuvo que reforzar aún más las ventas para neutralizar a una demanda inquieta por las PASO y el inmediato ‘megavencimiento’ de LEBAC del martes próximo”, expresó el economista Gustavo Ber.

“A nivel local, a días de las PASO los operadores responden con apatía hacia los activos financieros, dado que toda la atención está concentrada en la cotidiana pulseada del BCRA con el dólar, ante una mayor dolarización de las carteras frente a la incertidumbre electoral”, agregó el titular del Estudio Ber.

El Banco Central sacrificó el miércoles unos USD 584 millones de las reservas internacionales para evitar que el dólar mayorista supere los 18 pesos antes de las elecciones PASO, el mayor volumen de venta para un día desde la salida del “cepo” cambiario.

La última vez que el Banco Central vendió más de USD 500 millones fue el 30 de junio de 2016, cuando ofertó USD 530 millones para contener otra subida del tipo de cambio, sobre el fin de la cancelación de los contratos de dólar futuro de los últimos meses de la presidencia de Cristina Kirchner.

“En un modelo en el que el Gobierno se financia afuera y luego el Tesoro tiene que vender en el mercado los dólares, que son muchos más que los que tiene que vender el Banco Central, problema de oferta de dólares no va a haber y de fondo esta situación no es preocupante”, comentó a FM Milenium Martín Bo, director de Aurum Valores.

“La dolarización de portafolios y la huida hacia el dólar requirieron una enérgica acción del Central para acotar la evolución de los precios”, mencionó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

“El mercado y los agentes económicos parecen estar testeando el nivel de respuesta oficial ante un cambio de expectativas que alienta el traspaso de carteras de inversión hacia un activo seguro como es el dólar en el plano local”, agregó Quintana. Fuente y foto: Infobae.