El equipo médico estará compuesto por odontólogos, protesistas, nutricionistas y psicólogos. La gente sin obra social tendrá prioridad.

Una sonrisa gardeliana, unos dientes dignos de una publicidad de dentífrico y que los puntanos que se acerquen tengan una boca sana será el gran objetivo que perseguirán los equipos sanitarios del programa Medicina del Interior que, a partir de noviembre, emprenderán una larga gira por la provincia para desarrollar otra asistencia integral: el plan “San Luis Sonríe”, la nueva política del Ministerio de Salud del Gobierno de la Provincia.

Según fuentes gubernamentales, el inicio de la cobertura será por el interior y apuntará a llegar hasta el paraje más recóndito del territorio y está dirigido a adultos y adultos mayores. La prioridad la tendrán aquellas personas que no cuenten con obra social.

Luego, también atenderán a aquella gente que, aunque tiene mutual, no recibe la cobertura que debería tener. La premisa es no dejar nadie sin asistencia.

El ministerio aportó algunos detalles: el plan consistirá en una primera revisión de los odontólogos, ellos diagnosticarán los diversos problemas bucales y le darán solución. Si al paciente le faltan piezas dentarias, pasarán a manos de un protesista que determinará qué dentadura removible precisa. A la semana siguiente, con todos los datos de la persona registrados, volverán para entregarles su respectiva prótesis.

Igualmente, tras el chequeo ante el protesista, cada paciente sostendrá una charla con una nutricionista y una psicóloga.

El objetivo general de la planificación apunta a alcanzar la rehabilitación bucal del paciente. Que tras el tratamiento que les dará el plan “San Luis Sonríe”, mejore su manera de masticar, lo mismo que la deglución de los alimentos. También pretenden que recuperen su estética, evolucione su dicción y así eleven su autoestima.

La odontóloga a cargo de la iniciativa será Yamilé Olguín, quien estará acompañada por un protesista dental, una psicóloga, una nutricionista y un grupo de agentes sanitarios.

La tarea de estos últimos será clave porque en los parajes donde no hay Centros de Salud ni Salas de Primeros Auxilios, en la previa a la llegada del Móvil de ”San Luis Sonríe”, serán ellos los encargados de avisarle a la gente el arribo del equipo médico. Ése trabajo lo harán casa por casa.

Desde el Ministerio de Salud, luego de la experiencia que significa el plan oftalmológico “Veo Bien”, saben el valor que tiene para la gente de los pueblos o parajes más alejados poder contar con beneficios sanitarios que mejoran su calidad de vida. Ahora, después de los lentes para los chicos en edad escolar (esa planificación continúa y ya asistió a 20.000 pequeños), quieren mejorar la salud bucal de los pobladores.

El lanzamiento oficial de la asistencia odontológica será en noviembre, pocos días antes del inicio de la gira. Si bien aún restan definir algunos detalles, las primeras revisiones se realizarían por el norte provincial.

“Estamos muy entusiasmados, tenemos grandes expectativas con el plan odontológico. Queremos atender a adultos y adultos mayores que necesiten este tipo de tratamientos. Comenzaremos desde la periferia al centro, por los parajes más alejados. La idea es revisar primero cómo están y luego entregarles las prótesis removibles a aquellos que lo necesiten. Será una atención integral, con diversos profesionales”, adelantó la jefa del Programa Medicina del Interior, el organismo que quiere dibujar las sonrisas más lindas.

Fuente y foto: El Diario de la República.

Loading Facebook Comments ...