El exministro fue sentenciado a 5 años y 8 meses de prisión. De su primera conferencia tras la muerte de 52 personas al veredicto por su responsabilidad en el desvío de fondos.

“Nunca hay consuelo si no se encuentra una explicación y no se imparte justicia”. Eso fue lo que dijo Julio De Vido el 28 de febrero de 2012 cuando solo habían pasado seis días de la Tragedia de Once. Este miércoles, más de seis años después de la muerte de 52 personas en la Estación 11 de Septiembre, el Tribunal Oral Federal (TOF) 4 condenó a 5 años y 8 meses de prisión al exministro de Planificación Federal.

Qué le imputan a De Vido
Los integrantes del TOF4, Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñíguez y Ana María D´Alessio, culparon a De Vido por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, es decir, que no controló que Trenes de Buenos Aires (TBA), la empresa concesionaria del servicio, usara los subsidios entregados por el Estado para el mantenimiento de los ferrocarriles.

De Vido sabía
De Vido siempre supo que TBA no hacía lo que debía. Por eso, en esa misma conferencia, el exministro informó que “por precisas instrucciones de la señora presidenta Cristina Kirchner”, el ministerio a su cargo intervino por 15 días el servicio del Sarmiento -y también del Mitre- que operaba la empresa concesionaria. Ya era tarde.

Absuelto de estrago culposo
Los jueces, sin embargo, consideraron que De Vido no fue el responsable directo de la Tragedia de Once y, por eso, lo absolvieron por el delito de estrago culposo.

El desvío de subsidios
La investigación contra el exministro comenzó el 29 de diciembre de 2015 cuando el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, que llevó adelante el primer juicio, ordenó profundizar la pesquisa contra De Vido para determinar si desvió o no subsidios del Estado.

Ese tribunal fue el que condenó al secretario de Transporte al momento de la tragedia, Juan Pablo Schiavi, a 8 años; a su antecesor, Ricardo Jaime, a la pena única de 6 años; y a Claudio Cirigiliano, expresidente de TBA, a 9 años, entre otros.

La corrupción, protagonista del veredicto
En este segundo juicio, el TOF 4 comprobó que el exministro no invirtió los recursos establecidos para el mantenimiento de los ferrocarriles. La Justicia, en dos instancias, consideró que las 52 personas que murieron en un tren cuando se dirigían a sus trabajos fue culpa en parte de la corrupción. Fuente y foto: TN.

 

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...