Mauro Ezequiel Lombardo, más conocido como Duki, el nuevo boom de la música juvenil, arribó al mega predio de Villa Mercedes con un repertorio que fusiona el rap y el techno, con guiños de mucho pop y hasta de rock and roll, durante un show de casi dos horas donde el público no paró de cantar, saltar y bailar, dándole a la noche sabatina un clima de pura fiesta.

Con un anfiteatro de “La Pedrera” repleto de adolescentes, como también de varios padres y hasta familias completas, la velada tuvo su apertura de la mano de “Dunky, Dinky y Nahuel”, unos ovacionados “traperos” locales que se ocuparon de generar un ambiente ávido de pasarla bien, con lo cual el ingreso de Duki al escenario fue una explosión de gritos, que a lo largo de poco menos de dos horas se mantuvo, adoptando la forma de coros, vítores y clamando por los temas más populares del artista, como “Si te sentís sola”, “She don’t give a FO”, “Hello Cotto” y muchos más.

El número de este exitoso rapper lo tuvo como cantante principal en la mayor parte, haciendo trío con sus coequipers CRO y Brunito en algunos temas, como también interviniendo en algunos entretiempos el quinceañero Lucho Luchito, otro integrante del equipo, que completan un bajista, un guitarrista, un tecladista y un disc jockey que le da el sello techno a la estética sonora que caracteriza al showman.

Desde el escenario, cientos de celulares grabaron y transmitieron en vivo el espectáculo por las redes, mientras que en un sector elevado, donde se montó un servicio gastronómico, decenas de padres escucharon el concierto a la espera de que sus hijos salieran del anfiteatro.

Como dato interesante, la configuración de las luces y del sonido quedó registrada por parte de los técnicos de Duki, pues las características del lugar les permitieron ajustar los detalles necesarios para aplicar en el show que próximamente dará en el mítico Luna Park de Buenos Aires.

En síntesis, una noche inolvidable para cientos de jóvenes que ni se percataron del cielo nublado y de alguna que otra gota que no llegó ni a llovizna, y que disfrutaron tanto de la actuación de esta ascendente figura musical, sino de una organización impecable que contó con la intervención de todos los anfitriones del parque.

Nota y fotos: ANSL.