Tenía 81 años y en 2017 había sido diagnosticado de cáncer cerebral. Ocupaba una banca en el Senado desde hacía tres décadas.

El senador republicano John McCain, un héroe de guerra reconocido por su capacidad negociadora en un Estados Unidos cada vez más dividido, murió el sábado a los 81 años por un cáncer cerebral del que había sido diagnosticado el año pasado.

“El senador John Sidney McCain III murió a las 4:28 pm del 25 de agosto de 2018. A su muerte estuvieron junto al senador su esposa Cindy y su familia”, informó su despacho en un comunicado, que agregó que “sirvió lealmente a Estados Unidos durante 60 años”.

McCain fue un peso pesado dentro del Partido Republicano y ocupaba una banca en el Senado desde hacía tres décadas.

Y antes de ingresar a la Cámara alta, había ostentado una banca en la Cámara de Representantes entre 1983 y 1987.

Ex piloto de la Marina, McCain pasó cinco años preso durante la guerra de Vietnam.

Reconocida lealtad

Inmediatamente de anunciada su muerte, empezaron a surgir reacciones a la memoria de esta figura emblemática de la política estadounidense, criticado muchas veces tanto por sus correligionarios republicanos como por los demócratas, aunque su lealtad al país fue reconocida por todos.

“John y yo somos de diferentes generaciones, tenemos orígenes completamente diferentes, y nos hemos enfrentado al más alto nivel de la política”, dijo el expresidente Brack Obama, ante quien perdió las elecciones de 2008.

“Pero compartimos, pese a nuestras diferencias, una fidelidad a algo más elevado, los ideales por los que varias generaciones de estadounidense y de inmigrantes lucharon y se sacrificaron”, agregó.

El jefe de la oposición demócrata en el Senado, Chuck Schumer, propuso cambiar el nombre al edificio donde McCain tenía sus oficinas para nombrarlo en su honor.

El presidente Donald Trump, que estaba en conflicto con McCain luego de que el senador votara en contra de su ley para acabar con el plan de salud Obamacare, tuiteó: “Mis condolencias y mis respetos más sinceros a la familia del senador McCain. Nuestros corazones y nuestras plegarias están con ustedes”.

McCain era un republicano crítico del presidente Trump, a quien calificaba de “ingenuo”, “egoísta” y de simpatizar con autócratas.

Después de la reciente cumbre de Trump con el presidente ruso, Vladimir Putin, McCain había descrito con mordacidad el comportamiento del mandatario como “una de las actuaciones más vergonzosas de un presidente estadounidense de la que se tenga la memoria”. Fuente y foto: NA.