Con la inscripción de las alianzas en la Justicia Electoral se terminaron las especulaciones y los bloques disidentes clarificaron su juego, al menos en el territorio porteño y bonaerense. Hay que esperar 10 días para conocer los candidatos.

El kirchnerismo y las agrupaciones políticas de la centroizquierda anotaron sus alianzas electorales para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), mientras la novedad la dio el fracaso de un frente entre el peronismo disidente y el macrismo, donde finalmente van solos.

Hasta las 22:30, en un hotel céntrico, estuvieron negociando José Manuel De la Sota y Francisco De Narváez con el ministro de gobierno porteño, Emilio Monzó, y con los intendentes Jorge Macri (Vicente López) y Gustavo Posse (San Isidro). “Le estamos pidiendo por favor que cerremos un acuerdo” informaron a DyN fuentes del peronismo disidente, minutos antes que las negociaciones se cayeran.

En ese marco, el PRO confirmó la presentación de alianzas electorales en 22 distritos, mientras que en la Capital Federal acordó con Patricia Bullrich. El sello Unión-PRO fue registrado ante el fuero electoral de María Romilda Servini de Cubría con el partido macrista, Unión por Todos (de Patricia Bullrich), Demócrata, Demócrata Progresista, MID y el Partido de la Ciudad.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, si bien hubo negociaciones, el plan de Macri fue jugar solo y en algunos municipios “entreverar” nombres en la lista, lejos de un formato como fue el acuerdo de 2009.

En Santa Fe, la inscripción fue para Unión-PRO Santa Fe Federal, donde la figura es Miguel del Sel. En Córdoba, avanzó el ex árbitro Héctor Baldassi, ya que ni el llamado telefónico del gobernador José Manuel de la Sota sirvió para acordar una tregua. De esta manera, Macri apuesta a fortalecer su perfil alejado de algunos sectores del peronismo.

En esta línea, De Narváez y De la Sota, junto con Moyano, inscribieron el Frente Unión por la Justicia y el Trabajo. El ex ministro de Economía Roberto Lavagna, que había estado coqueteando en ese grupo del PJ opositor como con el macrismo, finalmente cerró para competir en la Ciudad con el sindicalista de la UATRE, Gerónimo “Momo” Venegas, y con el partido Acción Ciudadana, de Jorge Giorno. La alianza pasó a llamarse Fe en Acción y fue inscripta al cierre del plazo para las anotaciones a las legislativas.

Massa, que mantuvo diálogos ayer con el macrismo, terminó también jugando solo y decidió inscribir al Frente Renovador Peronista para competir en territorio bonaerense, con la novedad de la incorporación del intendente Jesús Carigliono, que se venía desempeñando en un frente bonaerense junto al macrismo.

El intendente de Tigre no anotó a su espacio político dentro del Frente para la Victoria, y sí lo hizo de forma independiente. Ahora habrá que esperar diez días (el 22 de agosto vence el plazo de inscripción de precandidatos) para saber si se spostulará, y si lo hará por su alianza o por el FpV.

En tanto, se inscribió en la Justicia Electoral para la Capital el Frente Electoral Unen, que lo integran la Coalición Cívica ARI de Elisa Carrió; Proyecto Sur de Fernando “Pino” Solanas, el radicalismo, el socialismo de Hermes Binner y Libres del Sur de Victoria Donda, entre otros.

Según se informó en un comunicado oficial, en las PASO, dentro de UNEN, y bajo el nombre Coalición Sur se presentarán la Coalición Cívica ARI, Proyecto Sur, Partido Socialista y Socialismo Auténtico que proponen como candidatos a Solanas para el Senado y a Carrió para Diputados.

Por otra parte, competirán en otra agrupación Ricardo Gil Lavedra (UCR) y Donda,como candidatos a diputados y Alfonso Prat-Gay (CC), para la Cámara alta; mientras que por otro sector competirán Rodolfo Terragno (Senado) y el economista Martín Lousteau (Diputados).

En ese frente bonaerense el FAP y el radicalismo avanzaron en la conformación de la alianza, con Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsin como principales candidatos. En tanto, la CC-ARI, minutos antes del cierre de la presentación de las alianzas, acordó con radicales y el GEN sumarse a ese frente electoral en el territorio bonaerense.

En tanto, por la izquierda, el partido Unidad Popular que encabeza Víctor De Gennaro y el Partido del Trabajo y el Pueblo, junto con el MST y el Partido Social, que se referencia en la gobernadora fueguina Fabiana Ríos, conformaron el llamado frente Popular Democrático y Social (PODES) en la provincia de Buenos Aires.

En la ciudad de Buenos Aires también fue presentado el Frente Compromiso Federal que llevará como candidato a senador al puntano Alberto Rodríguez Saá, y que está conformado por el Partido Demócrata Cristiano, UNIR (que lidera el diputado nacional Alberto Asseff, el MIJD (de Raúl Castells) y Es Posible.

 

Alianzas para la elección de consejeros

 

El oficialismo nacional y la mayoría de los partidos de la oposición -reunidos en su gran mayoría en una misma lista- anotaron sus listas de candidatos para la elección popular de los integrantes del Consejo de la Magistratura, pese al fallo de la juez María Romilda Servini de Cubría, que el martes a la noche suspendió esa convocatoria por considerarla inconstitucional.

La misma magistrada recibió ayer a la mañana la inscripción del kirchnerista Frente para la Victoria, que irá en Capital y provincia de Buenos Aires con lista única tanto en el caso de diputados y senadores.

Según confirmó el diputado justicialista y apoderado Jorge Landau, el FpV fue inscripto como bloque, encabezado por el PJ y otras doce fuerzas, entre las que se destacan, el Frente Grande, el Partido de la Victoria, Comunista, Humanista, Corriente de Liberación e Integración Nacional (Kolina), Encuentro por la Democracia y la Equidad y el Intransigente”, entre otros. Fuente y foto: Infobae.