Buenos Aires sumergida bajo el agua.

Buenos Aires sumergida bajo el agua.

Los barrios de Belgrano, Villa Urquiza y Chacarita, además de los puentes de Beiró y Migueletes sobre la avenida General Paz y algunas zonas del conurbano bonaerense, como Avellaneda, se encontraban inundados por las lluvias de las últimas horas. Numerosas calles y avenidas de varios barrios estaban completamente anegadas a raíz de la intensa lluvia que caía sobre la ciudad de Buenos Aires, que generó además autos atascados y ramales de subte y trenes interrumpidos. El ministro de Espacio Público y Ambiente, Diego Santilli, dijo que habian caído “unos 80 milímetros de agua” y que en los asentamientos cayeron “40 milímetros”, y aseguró: “Estamos teniendo problemas en las zonas de Belgrano, Núñez y en toda la zona de la cuenca del arroyo Vega”. Las intensas precipitaciones también afectaron a la localidad bonaerense de Avellaneda, donde debió cortarse al tránsito sobre la avenida Pavón al 300, frente a la estación de trenes, y hubo varios automóviles atascados. En la ciudad se inundaron los puentes de la calle Yatay, en Caballito, y Salguero, en Almagro, mientras que en Belgrano, en la zona de Cabildo y Blanco Encalada, el agua superó los 60 centímetros y dejó atascados a varios automóviles. Los comerciantes buscaban sacar el agua de adentro de sus locales, mientras bomberos y personal de Defensa Civil intentaban limpiar los sumideros y las bocas de tormenta. En el subte, los ramales A, C y D estuvieron interrumpidos y la línea B realizó un servicio condicional entre las estaciones Leandro N. Alem y Angel Gallardo; respecto a los ferrocarriles, la línea Mitre estuvo interrumpida en forma total en los ramales Retiro-José León Suárez y Retiro-Mitre, al igual que el ferrocarril Urquiza, por anegamiento en las vías. También se inundó la intersección de las calles Olazábal y Zapiola, en Belgrano, y al avenida Libertador y Ramón Castillo, en el barrio de Palermo. Además estuvieron anegadas las avenidas Figueroa Alcorta, en la zona del barrio River -donde por la calle Lidoro Quinteros el agua superaba los 40 centímetros-: allí no se cortó el tránsito y los colectivos generaban un oleaje que hacía ingresar el agua dentro de las viviendas de los vecinos. El epicentro de la inundación en Belgrano se ubicaba en Blanco Encalada y Ciudad de la Paz donde hubo autos atascados con un metro de agua y bolsas de basura flotando.

NO COMMENTS